background

Postura de los mexicanos ante las vacunas

79% de la población en México está dispuesto a aplicarse la vacuna contra el COVID-19 cuando estuviese disponible en el país: encuesta COP UVM


  • Solo 7% considera que podría no vacunarse y 5% anticipa que definitivamente no lo hará.
  • 50% confía en que el proceso de adquisición de la vacuna será transparente.
  • No vacunarse contra el COVID-19 sería un acto irresponsable: 66%.
Fecha de Publicación
Categoría
Salud


Infografía

Haz click sobre la imagen para ampliar
Descargar presentacion


Metodología

Encuesta realizada entre el 16 y el 21 de octubre de 2020 a 800 personas integrantes de un panel online diseñado por el COP UVM. La conformación del panel se diseñó tomando en cuenta las características sociodemográficas de la población mexicana como edad, sexo, NSE, entidad y ocupación.



Encontrar un antídoto contra el COVID-19 se ha vuelto la afanosa tarea de este año. En México, la población se muestra ávida por aplicarse la vacuna, 48% dice que en cuanto esté disponible seguramente se la pondrá, 31% es casi seguro que lo haga, mientras que 7% cree que no se vacunará y 5% definitivamente no lo hará.

En la encuesta Postura de los mexicanos ante las vacunas. ¿Confiamos en una vacuna contra el COVID-19? del Centro de Opinión Pública de la UVM, 66% afirma que no vacunarse contra el COVID-19 sería un acto irresponsable, para 21% no vacunarse es un derecho y para 13% sería un acto de precaución.

54% considera que ponerse la vacuna contra el COVID-19 debería ser obligatorio para todos, 29% cree que debe ser obligatorio únicamente para los grupos vulnerables y 17% considera que no debe ser obligatoria.

Vacuna COVID-19 ¿para quién, para cuándo?

Al preguntar su estimación sobre la disponibilidad de la vacuna, 70% opina que los países más desarrollados la tendrán con prontitud. En el caso de México, 32% cree que estará para el primer trimestre de 2021, 31% calcula que para mediados del siguiente año y 17% a finales del año próximo.  

Una vez en el país, la población cree que personas con enfermedades crónico degenerativas tendrían prioridad para ser vacunados (90%), 86% piensa que las personas de 60 años o más serán de los primeros en ser vacunados, para 69% las mujeres embarazadas tendrán esa oportunidad y para 63% los niños.

58% asistiría a una clínica del IMSS o del ISSSTE para aplicarse la vacuna, 16% a una clínica o consultorio particular y 12% por medio de INSABI.

¿Qué tanta confianza tenemos en la vacuna?

Ante la carrera mundial por desarrollar rápidamente una vacuna, solo 10% de la población refiere que una vez que esté listo el producto este le inspiraría mucha confianza, 56% dice que algo de confianza, 30% sentiría desconfianza de una vacuna hecha con premura y 4% mucha desconfianza. Al hablar de entidades involucradas en generar la vacuna, las universidades o institutos de investigación extranjeras inspiran mayor confianza (84%); en segundo lugar, farmacéuticas o laboratorios extranjeros (80%); universidades o institutos de investigación nacionales (77%) y farmacéuticas y laboratorios nacionales obtiene 71%.

Si se trata de la procedencia de la vacuna, Alemania (82%) es el país que despierta más confianza entre los mexicanos (36% siente mucha confianza y 46% confianza), seguido de Reino Unido (73%), Rusia (65%) y Estados Unidos de América (60%). La vacuna desarrollada en China obtiene únicamente 42% de la confianza de los encuestados.

Preocupaciones del presente y futuro de la vacuna

A pesar de que 40% está totalmente de acuerdo y 38% de acuerdo en la frase Apoyaría a mi familia a vacunarse en la primera oportunidad que se tenga, 79% externa preocupación por los efectos secundarios y 87% está de acuerdo con la frase Surgirán vacunas falsas.

En el plano político, 58% cree que es muy probable y 33% probable que, a nivel internacional la vacuna sea utilizada con fines políticos. En México, 63% lo considera muy probable y 26% probable. Finalmente, 50% confía en que el proceso de compra de la vacuna contra el COVID-19 se efectuará con transparencia.