background

Policía y sociedad. Corresponsabilidad de la seguridad en México

Enfrentar la desconfianza de la ciudadanía, una de las mayores dificultades de la labor de un policía: COP UVM


 

  • Cuando se necesitó de la policía, esta cumplió con su labor: 60%.
  • Una actitud apática del policía ante una situación de conflicto o ante la comisión de un delito, es lo que más molesta.
Fecha de Publicación
23 de agosto de 2021

Categoría
Sociales


Infografía

Haz click sobre la imagen para ampliar
Descargar presentacion


Metodología

Metodología: Encuesta realizada entre el 30 de abril y 13 de mayo de 2021 a 742 personas integrantes de un panel online diseñado por el COP UVM. La conformación del panel se diseñó tomando en cuenta las características sociodemográficas de la población mexicana como edad, sexo, NSE, entidad y ocupación.



La relación entre la policía y la sociedad es una de las más fragmentadas: mientras la percepción que la ciudadanía tiene de la policía es desfavorable, más de la mitad (51%), reconoce que lo más difícil de su trabajo, es enfrentar la desconfianza de la población.

De acuerdo con la encuesta “Policía y sociedad. Corresponsabilidad de la seguridad en México”, realizada por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México, los ciudadanos (75%) señalan que, de tener trato con la policía, en este probablemente predominaría un sentimiento de desconfianza, 67% señala que sería de temor y para 55% sería de rechazo. Los principales factores causantes de tal recelo son, la corrupción en la policía (79%); por malas experiencias propias o de algún conocido (71%); abusos cometidos (70%); por vínculos con la delincuencia o crimen organizado (53%); por considerar que no están capacitados (44%); porque no hacen bien su trabajo (40%) y porque las instituciones policiacas están desprestigiadas (36%).

Respecto a la adscripción de la policía, 62% piensa que hay mucha corrupción en la policía de tránsito; 51% considera que es la policía municipal y; 49% en la policía ministerial. Respecto a la Guardia Nacional, 16% estima que hay mucha corrupción, 24% corrupción, 22% poca corrupción y 9% nada. Al sumar las respuestas que consideran que dentro de las diferentes corporaciones hay mucha corrupción se obtiene 80% o más.

¿Qué sienten los ciudadanos ante las carencias de las fuerzas policíacas?

68% de la población dice sentir mucha molestia y 22% molestia al saber que un elemento de las fuerzas del orden pone dinero de su bolsillo para costear gastos relacionados con su trabajo; al ver el equipo y uniforme deteriorados, 47% experimenta mucha molestia, 38% molestia; que el policía sea agredido verbalmente por otro ciudadano, a 36% le provoca mucha molestia, a 48% molestia.

 

Opiniones sobre su conducta y desempeño

En cuanto a la conducta que se observa en algunos policías, 53% siente mucha molestia y 31% molestia, al ver a un oficial dormido en la patrulla; pero el mayor malestar surge de presenciar una actitud apática del policía ante una situación de conflicto o delito (75% mucha molestia, 17% molestia). Esta sensación de disgusto se acentúa a mayor edad de los encuestados: en el caso de los participantes más jóvenes de la encuesta (18 a 24 años), tienden a externar menos desagrado ante los temas relacionados con las condiciones laborales y crece su disgusto ante situaciones en que se les ve apáticos frente a situaciones de conflicto o delito, ello es molesto para 87% de los jóvenes; 92% para aquellos entre 25-44; 95% para el grupo de 45 a 54 años y 97% de 55 o más.

De acuerdo con los resultados, uno de los mayores reclamos de la sociedad hacia los cuerpos del orden, es justamente el cumplimiento de su función. Sobre este tema, 35% informó que, al necesitar de la policía, esta cumplió con su labor; 16% indica que la autoridad cumplió, pero lo hizo de mala gana; 10% dice que lo hizo a cambio de un pago y, según 22%, no cumplió con su labor. Aunque la población percibe incumplimiento, 61% de estas respuestas reflejan que la policía sí hizo el trabajo, aunque 10% estuvo condicionado por un pago, lo que habla de corrupción.

Labor de la policía

Si bien la población es crítica respecto a la labor de la policía, también percibe diferentes dificultades que enfrentan los uniformados en su trabajo, siendo las amenazas y presión del crimen organizado, la más mencionada con 26%; poner en riesgo la vida (25%); enfrentarse cotidianamente a la violencia (15%); no contar con equipo para desempeñar su trabajo (14%); el estrés al que están sometidos constantemente (6%); el salario (8%) y los horarios laborales (5%). Al consultar sobre las complicaciones de esta profesión en su relación con la sociedad, 51% indica que lo más difícil para los policías es enfrentar la desconfianza de la ciudadanía; 16% respondió que el rechazo de la población; 13% que su trabajo puede ser obstaculizado por los ciudadanos; 12% su trabajo no es valorado y 8% que el policía es maltratado por parte de la sociedad.

Por otra parte, resulta interesante que la ciudadanía observe como un problema para los policías el que no tengan reconocimiento y, al mismo tiempo, consideren que obtener dicho reconocimiento es lo más satisfactorio de su profesión (54%). En cuanto a los aspectos positivos de la labor policíaca, mencionan proteger a la población (34%); que los delincuentes sean consignados (32%); el sueldo y las prestaciones (29%) y, atrapar delincuentes (18%).

Otras contradicciones observadas en la percepción están fincadas en el respaldo o respeto de la población frente a la actuación de un agente, por ejemplo, ante una situación donde el policía actúa con uso legítimo de la fuerza, 54% piensa que no contará con el respaldo de la sociedad, incluso aceptan que eso pudriera obstaculizar su labor. También es contrastante que, ante una situación donde el policía actúa con uso legítimo de la fuerza, 40% estima que el policía no tendrá protección de la por la ley, 41% tampoco cree que en dicha situación el agente recibirá la atención médica y psicológica necesaria; incluso, 65% piensa que por tal actuación, podría ser acusado por un organismo de Derechos Humanos.

Pese a lo anterior, hay algunos puntos de coincidencia: uno de ellos es el inminente apoyo de la sociedad a la policía (90%) y la necesidad de reconocer el buen trabajo de un uniformado (47% está totalmente de acuerdo, 45% está de acuerdo). Además, 29% considera que el buen desempeño de la policía debería compensarse mejorando las condiciones laborales, 18% con bonos o ayuda económica, 14% con cursos o capacitación, 14% aumento salarial, 13% ascenso, 7% becas para los hijos y para 5% no debería recompensarse.