background

2020, año de la pandemia ¿con qué nos quedamos

El lado positivo de la pandemia: valorar la salud y a la familia


  • El gobierno federal no ha hecho un buen trabajo conteniendo al COVID-19: 62%.
  • Para 71%, los ingresos del hogar disminuyeron durante 2020.
  • 86% opina: al cierre del año las medidas sanitarias deben ser más estrictas.
Fecha de Publicación
17 de diciembre de 2020

Categoría
Sociales


Infografía

Haz click sobre la imagen para ampliar
Descargar presentacion


Metodología

Encuesta realizada entre el 8 y el 16 de diciembre de 2020 a 690 personas integrantes de un panel online diseñado por el COP UVM. La conformación del panel se diseñó tomando en cuenta las características sociodemográficas de la población mexicana como edad, sexo, NSE, entidad y ocupación.



Próximos a concluir el 2020, un año marcado por la crisis sanitaria, los mexicanos ven el lado positivo de la pandemia, 42% rescata como aprendizaje que ahora valora más a la familia, 31% declara que pudo convivir más con su familia y 22% mejoró la comunicación. En el aspecto personal ahora 55% valora más su salud, 11% aprendió algo nuevo, 10% cuidó más su higiene y 8% mejoró su manejo de herramientas tecnológicas.

De acuerdo a la encuesta 2020, año de la pandemia ¿con qué nos quedamos? realizada por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México, la población percibe aspectos positivos que la contingencia dejó en el campo laboral: permitió la implementación del trabajo desde casa (25%), la adquisición de nuevas habilidades (23%) y emprender nuevos negocios o nuevas formas de comercializar productos (19%). En el campo educativo, 25% cree que los alumnos tuvieron la oportunidad de conocer nuevos esquemas educativos, 25% mejorar en el manejo de herramientas tecnológicas, también ha permitido a los estudiantes ser más autodidactas (20%) y que los maestros incursionen o se capaciten en temas tecnológicos (14%).

A pesar de la convulsión causada por la pandemia, la población valora el hecho de que hubo menos contaminación (29%), las muestras de solidaridad (23%), manifestaciones de la naturaleza, como avistamiento de distintas especies de animales (24%) y las expresiones de creatividad para hacer más llevadera esta crisis sanitaria (15%).

Así como la población recupera aprendizajes dejados por la pandemia, también declara que las mayores afectaciones son la pérdida de vidas a causa del COVID-19 (84% destacó este aspecto), para 82% es la pérdida de empleos, el daño a la economía familiar (73%) y a la economía nacional (72%), la depresión o estrés (52%), las carencias en el sector salud público (50%) y el que estén desatendidas otras enfermedades (42%).

2020, balance nacional. 2021, expectativas.

¿Cómo evaluamos la labor del gobierno federal durante este año? En materia de seguridad 40% piensa que lo ha hecho bien y 60% mal; 38% cree que lo ha hecho bien conteniendo el COVID-19 y 62% mal; para reactivar la economía, 37% indica que lo hace bien y 63% mal; en la recuperación de empleos, 30% percibe que lo ha hecho bien y 70% indica que mal.

La expectativa para el siguiente año sobre el rumbo del país es de desaliento. Específicamente sobre lo que se piensa que estaremos mal, destacan: seguridad (68%), tratando de contener los casos por COVID-19 (54%), en recuperación de empleos (55%), en reactivación económica (53%) y en la relación con Estados Unidos (38%).

2020, balance familiar.

Sin duda este año será recordado por los retos que impuso. En la experiencia de los entrevistados, fue complicado, pero se han adaptado bien (55%), 23% considera que fue un año difícil y se ha adaptado muy bien, 18% dice que no se ha adaptado y para 4% no fue complicado. Entre las mayores dificultades están las económicas, 40% afirma que las finanzas en su hogar estuvieron mal, 12% muy mal, 8% dijo que igual de mal que el año anterior, es decir, las respuestas reflejan una mala situación financiera en 60% de los hogares.

Otros impactos de la pandemia en la economía familiar son problemas para cubrir los gastos de alimentación (41%), 44% hubo disminución en los ahorros, 51% presentó dificultades para pagar deudas (tarjetas de crédito, préstamos) y 54% dificultades para cubrir los gastos (agua, luz, gas, etc.). En este sentido, 34% dice que a causa del COVID-19, los gastos de luz, teléfono, internet, agua aumentó mucho.

Al interior del hogar, mientras los ingresos disminuyeron en este año (71%), aumentaban las labores del hogar (66%) y las discusiones entre los miembros de la familia (45%).

Para finalizar el año.

El cierre del año suele estar acompañado de festejos, pero la celebración este año será atípica, 43% siente menos emoción por la Navidad y las fiestas, 41% se siente igual de emocionado y 16% está más emocionado. 

En la opinión de los participantes existen contrastes entre lo que debería suceder y lo que podría suceder, por ejemplo, 86% considera que las medidas sanitarias para prevenir el COVID-19 en esta temporada decembrina deberían ser más estrictas, no obstante, 43% estima que la población no seguirá las recomendaciones, 36% cree que se seguirán algunas y 21% piensa que la población seguirá todas las indicaciones. Si se trata de permanecer en casa, algunos encuestados podrían ignorar tal recomendación ya que 36% acudirá a un centro comercial, mercado o tianguis para adquirir regalos de Navidad o Reyes y 81% acudirá a estos sitios para comprar artículos para la cena navideña o de fin de año. Finalmente 80% opina que hoy más que nunca es importante mantener sana distancia y 20% cree que es más importante reunirse con la familia.